Junta Departamental de Río Negro

 

 

CAPITULO II

 

DE LAS INTERRUPCIONES

 

 

 

Artículo 108º) El Presidente deberá interrumpir al orador en los siguientes casos:

 

1º) Cuando el Edil que esté haciendo uso de la palabra lo consienta expresamente haciéndolo saber a la Mesa fin que la Presidencia conceda la interrupción a quien lo solicita.

2º) Cuando notoriamente se desvíe del tema en cuestión.

3º) Cuando incurra en personalismo o expresiones agraviante s contra una persona o agrupación, y en tal caso llamarlo al orden.

4º) Cuando haya de plantearse una cuestión urgente o cuando convenga aclarar o rectificar  concepto en que el orador base su disertación.

En este último caso, la autorización para interrumpir será otorgada sólo si la concede el orador.

 

Artículo 109º) No se permitirá que los que interrumpen concedan a su vez interrupciones.

 

Artículo 110º) Si fuera del caso de interrupción concedida por el orador y autorizada por el Presidente interrumpe un Edil, se tendrá por no expresadas las palabras que pronuncie, de las cuales no se dejará constancia en la versión taquigráfica, debiendo concretarse los taquígrafos a reproducir las expresiones de aquel a quien el Presidente otorgó el uso de la palabra.

Tampoco se dejará constancia de las respuestas a las interrupciones no autorizadas, ni de lo que se diga en Sala mientras el Presidente haga sonar la campana de orden.

 

FIN DEL CAPITULO